Las apariencias engañan, ¿No?

No es solamente una idea mía, sino de una de las grandes figuras mundiales. Albert Einstein también creía en esta idea.

Cuando entró como inmigrante a los Estados Unidos, huyendo de la Alemania Nazi por ser judío, el oficial de inmigración le preguntó de que raza era, el humildemente respondió: “de la raza humana”… El funcionario seguramente no entendió la magnitud de su respuesta.

Que enorme fuerza tenía el “debilucho” de Mahatma Gandhi y que obra tan descomunal realizó la “insignificante” monjita. Madre Teresa de Calcula. No siempre los más grandes son los más fuertes entonces.

Muchos jóvenes se visten estrafalariamente para protestar o simplemente para verse distintos. Lo cierto es que los jóvenes de ambos sexos cuando llegan a la adultez, quieren decirle al mundo entero que también son diferentes y una de las formas de ser disparejo es vestirse o usar o hacer cosas que no utilicen los demás. Destacarse es la clave.
Tendríamos que decir que en efecto “el hábito no hace al monje” pero, lamentablemente vivimos en un mundo donde las apariencias sí importan.

Si pareces sucio, descuidado y de apariencia agresiva te tendrán por tal. Si pareces inculto, flojo o con autoestima negativa la sociedad no te brindará oportunidades. Una persona, independientemente del sexo, que se vea aseada, con su cara, cuerpo y el cabello cuidados, vestida con las normas sociales, con hablar educado, buscando empleo al lado de alguien (mujer u hombre) desaseado, vestido estilo vanguardista o inadecuadamente y físicamente descuidado. ¿A quién creen ustedes que le darán el chance?

La definición de la Real Academia de la lengua nos dice que Apariencia significa el “aspecto o parecer exterior de alguien o algo” pero, nos agrega que es una “cosa que parece y no es”. De manera que la ambigüedad está presente. La apariencia puede ser auténtica o no. El dilema es: ¡Ser o aparentar ser! Mahatma parecía débil y era fortísimo. Einstein loco y era el ser más racional que haya existido. Pero los dos se vestían como los demás y aceptaban las normas sociales.

“Nuestros verdaderos valores y virtudes van más allá de la manera que nos vistamos o nos veamos”

Para reflexionar, y acá les dejo un videito divertido relacionado al tema.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s